Para seguir por correo electrónico

lunes, 8 de octubre de 2012


Los catorce puntos de acuerdo para el arranque formal de la Red Mexicana por la Transición Energética.

Junio de 2005.

 

1.    Que la altísima dependencia de México en los combustibles fósiles representa un importante riesgo para la nación en un plazo relativamente corto dada la perspectiva actual de las reservas probadas de petróleo y la volatilidad de los precios de estos combustibles

2.    Que, de la misma manera, esta dependencia en los combustibles fósiles tiene impactos ambientales que deben aminorarse significativamente.

3.    Que México tiene muchas oportunidades para un uso más eficiente de la energía que no está aprovechando por falta de una clara voluntad de los responsables de la política pública para hacerlo.

4.    Que el aprovechamiento de las energías renovables ha sido prácticamente ignorado por la política pública a pesar de los enormes beneficios (ambientales, económicos y sociales) que esto significaría para nuestro país.

5.    Que la cogeneración con excedentes a la red es una clara alternativa en zonas urbanas donde se daría respaldo a una red cada vez más sobrecargada, pero que no se aprovecha cabalmente por las claras limitaciones que le imponen la Ley y el Reglamento del Servicio Público de la Energía Eléctrica.

6.    Que las opciones que se promueven actualmente en la política pública y que están asociadas a esquemas centralizados, monopólicos y estatizados, están basadas en esquemas que, por el avance tecnológico y las necesidades ambientales y económicas,  tienden a ser cada vez menos vigentes.

7.    Que lo importante no es la generación de energía sino el uso final de la misma, el cual puede ser logrado de muchas maneras, muchas de ellas sin necesidad de suministro de energía convencional (electricidad o combustibles).

8.    Que el hidrógeno es el medio energético que mayores posibilidades tiene, en un plazo relativamente corto, para convertirse en el sustituto de los combustibles fósiles para una gran variedad de aplicaciones, principalmente el transporte y la generación de electricidad.

9.    Que, dadas las capacidades tecnológicas y de manufactura industrial nacionales, México puede participar en un creciente  mercado de equipos y sistemas para el ahorro de energía y para el aprovechamiento de energías renovables y cogeneración aprovechando, además, su propio potencial de mercado interno. Esto representaría la creación de empleos y de valor agregado para la economía nacional.

10. Que México tiene una infraestructura significativa para el desarrollo de ciencia y tecnología relacionada a las nuevas alternativas en el campo de la energía, y que esta infraestructura puede y debe ser aprovechada y apoyada.

11. Que, sin negar su valor social, es un error económico de largo plazo sostener y aumentar los subsidios al uso de los energéticos, lo cual sólo aumenta su desperdicio e uso ineficiente. En su caso, estos mismos subsidios deben aprovecharse para que se promueva un uso más eficiente de la energía y el desarrollo de alternativas a los sistemas convencionales.

12. Que los posicionamientos y políticas públicas que sobre el tema energético promueven los partidos y los principales actores políticos sólo representan orientaciones hacia el pasado, ignorando el vasto universo de posibilidades que representan el ahorro y uso eficiente de la energía, la cogeneración y el autoabastecimiento privados, el aprovechamiento de las energías renovables y el uso del hidrógeno.

13. Que, para ser honestos con su compromiso de origen, las organizaciones abajo firmantes hemos decidido unificar esfuerzos para atraer la atención de la opinión pública y de los principales actores políticos y económicos de México sobre las alternativas que promovemos y de la necesidad de un claro y profundo replanteamiento de las políticas públicas relacionadas al tema de la energía.

14. Que hacemos una convocatoria a la sociedad mexicana a que nos permita poner sobre la mesa el valor de las alternativas que representamos, que esté atenta a lo que tenemos que decir y que, si está convencida, secunde nuestras iniciativas.

 

    • Asociación de Empresas para el Ahorro de Energía en la Edificación (AEAEE)
    • Asociación de Técnicos y Profesionistas en Aplicaciones Energéticas (ATPAE)
    • Asociación Mexicana de Cogeneración y Autoabastecimiento (en formación).
    • Asociación Mexicana de Energía Eólica (AMDEE)
    • Asociación Nacional de Energía Solar (ANES)
    • Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA)
    • Energía, Tecnología y Educación (ENTE)
    • Greenpeace-México
    • Sociedad Mexicana de Hidrógeno (SMH)